martes, 7 de abril de 2015

La vida

Un barco no debe 
estar anclado a una 
sola ancla, ni la vida
por una sola esperanza