viernes, 14 de agosto de 2015

Respira profundo...

A veces solo queda respirar profundo,
cerrar los ojos, tragarse las lágrimas
y sonreír. 
 Visita mi página de Facebook