martes, 27 de enero de 2015

El corazón tiene razones propias

El corazón tiene razones propias que
la cabeza nunca podrá comprender