lunes, 30 de marzo de 2015

La Felicidad vino y golpeó tu puerta

Quizás la Felicidad vino y 
golpeó tu puerta, pero no 
la oíste por estar gritando
tan alto tus problemas...