miércoles, 4 de marzo de 2015

No hay alegría sin dolor

 No hay alegría sin dolor..,
llorar con el rostro descubierto,
orgullosa de cada lágrima, me hace
descubrir que la vergüenza es solo
un muro de papel, una inconsistente
barrera entre el dolor y la alegría